POEMAS CONMOVEDORES
Make your own free website on Tripod.com
CARTA DE UN NIÑO ABORTADO
MAMA:

Aunque tú no quisiste que yo naciera, no puedo dejar de decirte mamá. Te escribo desde el cielo, para explicarte lo feliz que yo estaba desde que comencé a vivir en tú vientre. Yo deseaba nacer, conocerte y pensaba que algún día llegaría a ser un niño alegre.

Soñaba con ir a la escuela y llegar a ser un hombre importante. yo creía que cuando cumpliera los nueve meses de estar junto a tú corazón y naciera, todos se iban a alegrar en casa con mi llegada.

Pero tú no pensabas igual que yo. ¡Verdad Mamá? y un día cuando yo estaba contento jugando en lo más recóndito de tus, para mí divinas, entrañas sentí algo extraño... que no sabría explicarlo... algo que me hizo temblar.

Sentí que me quitaban la vida. Yo quise defenderme... pero la muerte, con su implacable y metálica voz, me sorprendió, cuando en tú vientre jugaba tan contento y solo pensaba en nacer para adorarte.

Entonces no comprendí quién me quitaba la vida, dime, mamá, quien podría entrar impunemente dentro de tí y llegar hasta donde tan seguro me hallaba para matarme? ¿quién sabia que estaba ahí? ¿quién fue mamá, quién? ¿ donde estabas tú que no me defendiste? no se lo que llegue a pensar...perdóname, pero por un momento el negro cuerpo de la duda pasó por mi mente y creí que tú sólo habrías podido hacerlo.

Pero no, perdona mi mal pensamiento.¿ como iba yo a comprender que una madre mataría a su hijo, cuando en la casa no estorban ni el gato, ni el perro , ni el televisor? ahora mamá, yo lo sé todo.

Se que hay madres que matan a sus hijos antes de nacer. madre ¿ como pudiste matarme? ¿como es posible que hiciste tal cosa conmigo? ¿ pensabas acaso comprar un lavaplatos o una lavadora con los gastos que yo ocasionaría? el mal consejo que te dieron lo escuchaste antes de oír tú corazón. yo, que tenía tantas ilusiones. y tú me la quitaste todas. yo, que pensaba ser un buen Yingeniero, un patriota, un revolucionario digno y capaz. hubiera podido ser un buen hijo y un buen padre, pero tú me lo negaste todo.

¿ sabes una cosa mamá? ayer estuve hablando con dios y le pedí que, por favor, me aclarase la verdad de mi muerte. El me abrazo con cariño y me dijo muchas cosas... las palabras más maravillosas y alentadoras que jamás escuché; las mismas que siempre soñé con escuchar en tus labios de madre, cuando todavía esperaba que me arrullaras en tus brazos. me dijo también que solo el es el dueño de la vida y que nadie tiene derecho ni poder para quitarla.

Por mis ojos caían torrentes de lágrimas, pero dios me estrecho contra su pecho y me susurró tiernamente: " pequeño mío, si tú no tienes madre, yo te daré la mía" . y me enseño a la virgen. y me ha dado todo lo que tú me negaste.

Mamá, antes de despedirme de tí voy a pedirte un favor: que esta carta que te escribo se la leas a tus amigas y futuras mamás para que no cometan el monstruoso error que tú cometiste conmigo.

Te envío todo el cariño que hubiera querido darte con la vida y te pido te arrepientas de lo que hiciste con tu hijo que nunca nació.

NIÑO ABORTADO CLAMA A SU MADRE EN POESIA
"Te habla tu niño"

Desde el cielo en que el tierno dios nos da su cariño ¡en favor de la vida!, mamá, te habla tu niño. Dios ya me conocía cuando llegué a tu vientre para que me quisieras y para yo quererte, te provocaste un aborto con impiedad que aterra, y no ví el sol, ni tus ojos, ni conocí la tierra.

Soy la voz que pregunta de reproches cargada, ¿por qué me destruíste si la vida es sagrada? ¿no sabías que al tiempo que de ti me arrancabas mi derecho a la vida y a la luz me negabas? para mí fue inhumano, sorprendente, el momento, en que me aniquilaron sin mi consentimiento.

Desde el primer instante que el óvulo fecunda, es ya simiente fértil que la creación circunda, es la frágil semilla que genera energía y yo, mamá, ser parte de la creación quería, tú misma fuiste un punto, un hilito pequeño, cuando a su vez mi abuela te concibió en su seno, ser embrión la criatura no justifa el crimen que en favor del aborto los herodes esgrimen; ¡esto ya es alarmante, esto hay que detenerlo! toda madre soltera debe a su hijo tenerlo.

Contra el género humano hoy se compran conciencias, para matar sin freno se conceden licencias, practicando el aborto se está llegando al fondo, porque hay muchas ganancias, es negocio redondo.

Yo era vida incipiente que tu ser bendecía, indefenso, inocente, tu corazón ya oía y de ti dependía sin saber que era un lastre, tú por mí decidiste... y no más me mataste. Por tus remordimientos dos verdades elevo: jesús perdonó y dijo: "ya no peques de nuevo", también dijo: "¡perdónalos!, si en mi sufrir se placen, estos hombres no saben, padre mío, lo que hacen."

Así fue tu pecado, pues tampoco sabías el alcance del crimen que ante dios cometías. ¿qué esperará a las madres que en abortar reinciden, sin el temor del juicio con que al final se miden? ya no llores... escucha, a tu conciencia inmigro para que hables por todos los que están en peligro, tú ya estás perdonada porque nadie te dijo ni te convenció firme que tuvieras a tu hijo, diles ésto a esas madres que planean lo mismo, en su intención deténlas porque van al abismo. maternal fue el ejemplo de la virgen maría cuando salvó a su hijo de la matanza impía.

Cuéntales que has llorado y te has arrepentido implorando clemencia por el mal cometido, si no escuchan y siguen su labor de homicidas ora entonces por ellas porque están advertidas y si salvas alguno de los ya sentenciados, en sus ojos los míos mirarás reflejados y sentirás entonces el bien que hubieras hecho con el hijo indeseado estrechado a tu pecho.

Desde el cielo en que el tierno dios nos da su cariño ¡en favor de la vida!, mamá, te habla tu niño.